La Consejería de Educación mejora las becas a estudiantes para hacerlas compatibles con otras ayudas y agilizar su gestión administrativa.

previous arrowprevious arrow
next arrownext arrow
Slider

La Consejería de Educación mejora las becas a estudiantes para hacerlas compatibles con otras ayudas y agilizar su gestión administrativa.

24 de Septiembre 2020

La modificación de las bases reguladoras de las becas y ayudas al estudio se lleva al Pleno de este viernes 25 de Septiembre.

La Consejería de Educación del Cabildo de Fuerteventura promueve la mejora de las becas y ayudas al estudio que concede cada año, con una modificación de sus bases reguladoras, a fin de agilizar su gestión administrativa, hacerlas compatibles con otras ayudas que reciba el beneficiario y ampliarlas a nuevos perfiles de estudiante.

Esta modificación de las bases, que se lleva al Pleno para su aprobación este viernes, día 25 de septiembre, establece que las becas y ayudas al estudio sean compatibles con la percepción de cualquier otro tipo de ayuda para el mismo fin de otras entidades o personas públicas o privadas.

Se contempla además la posibilidad de realizar la resolución de becas y ayudas de manera parcial, con el objetivo de agilizar los expedientes en beneficio de quienes tengan completa su solicitud. “Las ayudas no se resolverán en un único acto administrativo como hasta ahora, sino que se incluye la posibilidad de resolución parcial, de modo que el solicitante que tenga toda la documentación al día no tendrá que esperar a que se agote el plazo de subsanación para recibir su beca”, explica la consejera del área, María Jesús de la Cruz.

“Nuestro objetivo es mejorar la gestión administrativa de las becas y hacerlas accesibles al mayor número de estudiantes posible”, añade la consejera.

En este sentido, y entendiendo la Consejería la difícil situación económica generada a raíz de la pandemia, se excluye además el criterio de abandono del estudio cuando este sea motivado por la crisis provocada por la Covid-19. Si el beneficiario demuestra que el abandono de estudios fue consecuencia de la situación generada por la pandemia, no le será de aplicación dicho criterio y se tomará como calificaciones las del último curso realizado al completo.

Otra de las modificaciones hace referencia a los artículos 2.2 y 4.3 de las bases reguladoras, de manera que el requisito de antigüedad de empadronamiento en la Isla pasa de cuatro a dos años para todas las líneas de ayuda.

Por otra parte, la Consejería de Educación prevé ampliar las becas de estudio fuera de la Isla a los estudiantes que cursen estudios universitarios semipresenciales y a distancia, que hasta ahora se limitaban a estudios presenciales. Desde el área se plantea además la posibilidad de conceder becas para estudios de inmersión lingüística para aquellas personas que desean ampliar sus conocimientos en idiomas en otros países.

Cerrar menú