Comunicado de la consejera de Educación del Cabildo de Fuerteventura, María Jesús de la Cruz.

previous arrowprevious arrow
next arrownext arrow
Slider

Comunicado de la consejera de Educación del Cabildo de Fuerteventura, María Jesús de la Cruz.

1 de Septiembre 2020

Como Consejera del área de Educación del Cabildo de Fuerteventura me gustaría trasladar este mensaje de ánimo a la Comunidad Educativa para afrontar este nuevo curso escolar que para el profesorado empieza mañana.

El 1 de septiembre, para la comunidad educativa, siempre ha sido momento de emociones y nuevos encuentros. Este año 2020 será la primera vez que venga acompañado de una pandemia. Todos aquellos que pertenecemos a esa comunidad, cada uno desde nuestra responsabilidad, tenemos en común un único objetivo: que nuestro alumnado pueda acceder a una educación de calidad; derecho básico y, desde mi humilde opinión, fundamental.

En este curso escolar, se nos presenta un nuevo reto: dar confianza y transmitir a nuestro alumnado capacidad de responsabilidad, para conseguir que el espacio de nuestros centros educativos continúe siendo un espacio seguro, que en ocasiones se convierte para gran parte de nuestro alumnado en un espacio donde refugiarse, un espacio donde consigue apoyo y, en ocasiones, hasta se le proporciona ingredientes básicos para su bienestar físico y psíquico. 

Nos vamos a encontrar con centros diferentes, donde los accesos van a ser varios. Se dividirá por zonas, el contenido curricular tendrá que priorizar y dar la máxima transversalidad para rentabilizar nuestro tiempo, etc. 

Si la participación de las familias siempre ha sido importante, ahora es fundamental para conseguir que esa seguridad se mantenga cuando el alumnado sale del centro educativo. Nuestra vida ha cambiado, las rutinas este curso escolar deben estar más marcadas que nunca por el control de los contactos y el cumplimiento de las normas sanitarias, eso imprescindible, dentro y fuera del centro escolar. 

Espero que todos estemos a la altura de las circunstancias, confío en que la dotación a los centros y el aumento del profesorado será el adecuado. El ajuste de puestos de trabajo cuando sea necesario, así como también atender al alumnado que por motivos justificados permanezcan en sus domicilios.

Ante las dificultades, lo único que podemos hacer es trabajar con el doble de entusiasmo y no podemos permitir que ningún virus consiga desprestigiar la profesionalidad de aquellos que estamos implicados en este apasionante mundo de la educación. Vamos a activar lo mejor de cada uno de nosotros, eso sí, con el máximo respeto a esta situación, pero no con miedo. Y no perdiendo nunca de vista cuál es nuestra meta, con la confianza de que juntos podemos lograrla.

Cerrar menú