Miriam Olivares Vivancos

1º Premio Poesía

“Tengo 17 años. Me inscribí a Maxoarte porque desde pequeña me gusta mucho leer y así empecé a escribir mis propias historias aunque, de vez en cuando, para expresar mis sentimientos escribo poesía y fue por esto por lo que me presenté. Estudio Segundo de Bachillerato, la modalidad de Ciencias de la Salud en el IES San Diego de Alcalá, pero también tengo otros estudios como el First de Cambridge o el B2 de inglés y tres años de alemán cursados en la Escuela de Idiomas. También estuve matriculada en la Escuela de Música desde los seis hasta los trece años tocando el piano.”

La tierra se quema,
todo está ardiendo,
mi corazón late y no lo entiendo.
Quizás sea el último suspiro,
quizás el primero,
la tierra ruge
y sigue rugiendo.
Corazones de lava,
venas de silencio.
No saben a dónde van,
ni dónde pararán.
Dónde voy yo,
dónde vamos nosotros.
Corazones de lava que no tienen refreno.
La noche se apaga y los incendios siguen,
cómo los apagaremos.
Cada cual a lo suyo,
y yo con mi historia.
Corazones de algodón
que suben y nadie sabe a dónde van,
corazones de esponja,
corazones de corcho.
Dulces, duros, suaves,
que se apagan, que suben, que bajan y desaparecen.
La tierra se quema y aquí nos quedamos.
Perezosos, temblorosos, poderosos, valientes,
quién sabe responder.
Espero la respuesta a una tierra sin futuro o sin futuro claro,
yo no lo entiendo,
que alguien me lo explique.
La tierra se descompone,
por dentro y por fuera.
Quién tiene la culpa.
Una culpa sin pudor,
sin índices ni culpables,
con mucho deshonor.
Que respondan los que puedan,
que respondan por favor,
la tierra se quema y no es cuestión de honor.
Aquí estoy sin saber quién soy.
Todo me parece lejos y no sé a dónde voy.